Laboratorio de Ángela María Martínez Valverde

Introducción

El hígado es un órgano periférico esencial en el control de la homeostasis glucídica y lipídica del organismo. Por tanto, una correcta acción de la insulina en el hígado es clave para el mantenimiento del balance energético del organismo. La resistencia a la acción de la insulina en el hígado es, en parte, el resultado de alteraciones en puntos críticos de la red de señalización de la insulina en este tejido. Las redes de señalización de la insulina en el tejido hepático modulan, entre otras rutas metabólicas, la inhibición de la gluconeogénesis. En este sentido, en el ratón nulo para el gen IRS-2 (substrato del receptor de la insulina-2) la insulina es incapaz de inhibir la producción hepática de glucosa (HGP). Los hepatocitos procedentes de los ratones IRS-2-/- presentan un defecto en la respuesta a la insulina en la activación de la ruta IRS-2/PIP3/Akt y, como consecuencia, se anula la activación de proteínas diana de esta ruta como GSK-3 y Foxo1. El resultado es una insensibilidad a la insulina en cuanto la represión de los enzimas gluconeogénicos PEPCK y G6Pasa. Por otro lado, el ratón nulo para el gen PTP-1B, una tirosina fosfatasa implicada en la regulación de la señalización post-receptor de la insulina, desarrolla hipersensibilidad a la acción de la insulina en el hígado. Los hepatocitos procedentes de los ratones PTP-1B-/- presentan aumentada la respuesta a la insulina en la ruta IRS-2/PIP3/Akt/Foxo1. Por tanto, el fenotipo hepático del ratón PTP-1B-/- es opuesto al del ratón IRS-2-/-. Actualmente nos encontramos investigando si la bajada de la PTP-1B en los ratones IRS-2-/- puede revertir la resistencia hepática a la insulina.


Martínez Valverde, Ángela María
Investigador Científico



Foto